PuntoSeguido Seguinos en Facebook  Twitter  
Buscar en Punto Seguido
 

Suscríbase
para recibir información periódica sobre nuestras actividades

nombre:
apellido:
email:
país:
 




La construcción social de la normalidad
Alteridades, diferencias y diversidad. Comunidad, discapacidad y exclusión social

Colección Ensayos y Experiencias, Ediciones Novedades Educativas, Buenos Aires, 2005
María Eugenia Almeida, Alfonsina Angelino, María Eugenia Fernández, Ricardo Forster, Esteban Kipen, Aarón Lipschitz, Candelaria Sánchez, Carlos Skliar, Agustina Spadillero, Indiana Vallejos, Betina Zuttión



Poner en tela de juicio la normalidad, no la anormalidad

Carlos Skliar



Adversus tolerancia

Ricardo Forster



La producción social de la discapacidad. Aportes para la transformación de los significados socialmente construidos

I. Vallejos, E. Kipen, Ma. E. Almeica, A. Spadillero, Ma. E. Fernández,

A. Angelino, A. Lipschitz, C. Sánchez y B. Zuttión



Antropología y construcción de alteridades

Ana Rosato



Educación y diversidad. Espejismos y realidades...

Pablo Daniel Vain



Parecerse a nosotros. Debates acerca de las representaciones sociales de los docentes de educación básica acerca de la discapacidad

Indiana Vallejos



¿Rehabilitar? ¿Alojar al sujeto?

Aarón Lipschitz y Esteban Kipen



Comunidad, discapacidad y exclusión social: algunas notas para la reconstrucción de una experiencia de trabajo

Alfonsina Angelino, María Eugenia Fernández, Esteban Kipen, Betina Zuttión y Candelaria Sánchez



Ciudades accesibles. Intervenciones en la espacialidad de lo público

María Eugenia Fernández, Agustina Spadillero y Betina Zuttión



La construcción social de la normalidad



Un modo, entre otros posibles, de introducir este texto es sostener que una de las preguntas que la organizan es la pregunta por la hospitalidad.

La hospitalidad como acto de recepción, como gesto y acción de recibir acogedoramente, como espacio en el que el otro es recibido. El espacio en el que el otro es recibido se brinda a la medida de quien recibe, la hospitalidad altera tanto el lugar como las costumbres. Las distintas maneras en que la alteridad, la diversidad, la discapacidad han sido construidas y son actualizadas en distintos dominios institucionales dan cuenta de la necesidad de tal pregunta. Cuando la diferencia se transforma en discapacidad, incapacidad, disfuncionalidad; cuando el espacio urbano es antes que espacio habitable mero espacio habitado, la exclusión aparece en el lugar de la hospitalidad, del gesto de bienvenida.

Distintos espacios institucionales y discursos científicos convalidan la mirada sobre la diferencia como una constatación del déficit. Desde las terapéuticas rehabilitatorias, la ilusión de la restitución de la normalidad perdida. Para los diseños urbanos, el predominio del diseño y del espacio por sobre quienes transitan y habitan. En el espacio de la educación, la explicación y el completamiento se esbozan como los gestos para acercar al diferente hacia el uno. Desde la antropología, se configuran los mecanismos de construcción científica de la alteridad.

Pareciera entonces que la dicotomía fuera así entre inclusión y exclusión. Sin embargo, los distintos textos que presentamos ponen a prueba ese argumento, al cuestionar con las mismas herramientas el modo en que lo uno ha sido construido. De tal modo que la pregunta, política, sería no la de cómo incluir al diferente en el espacio de los normales incluidos, sino, por el contrario, cómo deconstruir estos espacios sostenidos por el par normal/capaz - anormal/incapaz. Espacios inhóspitos que requieren, para sostener la ilusión de normalización y completamiento, de la renuncia a una pregunta crucial: ¿y por qué eso es lo normal? Y el desafío en cuestión va a la búsqueda de los efectos prácticos en los que es capaz de encarnarse un discurso, la modificación de ciertas condiciones materiales en las que se entraman esas desigualdades en términos de derechos, transparentando una vez más el lugar central de la cuestión del poder y de la política. Toda normalización supone el uso del poder para nombrar. Se nombra en el mismo acto el lugar al que hay que arribar y el tránsito privilegiado. De manera tal que el espacio desde el cual se inicia el viaje es dejado en la sombra, es lo obvio, lo natural. Las operaciones que lo construyen, su función de dispositivo de producción de diferencias tratadas jerárquicamente, desaparecen tras su eficacia normativa. Estos textos que ofrecemos no se contentan en su crítica a los discursos más conservadores e instituidos, son capaces de desconfiar de las nuevas palabras, cuando ellas, como nuevos ropajes, pueden encubrir viejas ideas.

Daniel Korinfeld




Punto Seguido 2006-2007 Todos los Derechos Reservados | Diseñado por Immagen

Staff | Cursos | Desarrollo de programas | Publicaciones | Producciones | Cursos | Agenda | Textos | Enlaces | Campus virtual | Contáctenos